¡DIMITA SEÑORA CONSEJERA!

¡DIMITA SEÑORA CONSEJERA! La Sra. Consejera de Educación del Principado de Asturias, con una vuelta de tuerca más, está sembrando el caos en la Enseñanza Pública no Universitaria: En un modo de proceder de “divide y vencerás”, manipulando la información a su antojo en la Junta General del Principado de Asturias y revistiéndose siempre de un falso talante dialogante y demócrata, ha sido capaz de no tener en cuenta ninguna de las propuestas de los diferentes colectivos que componemos la Comunidad Educativa.

A finales de este mes de julio, tarde y mal, cuando en el resto de CC.AA. ya se ha actuado desde hace semanas, ha llevado a cabo reuniones con los equipos directivos para informarles sobre las instrucciones y un supuesto plan de contingencia para el curso 2020-2021 que todavía no está elaborado ni se conoce, sin permitirles realizar preguntas e instándoles a adaptarlas y desarrollarlas en cada uno de sus centros. Con ello se ha producido una situación inaceptable y de extrema gravedad en la que, ante una crisis de salud pública de nuestro alumnado y familias que también afecta a la salud laboral del personal de los centros educativos, se está actuando tarde y delegando de manera impositiva toda la responsabilidad en unas direcciones de los centros a las que ni se les descarga de horario lectivo ni se les compensa económicamente ni tampoco están al frente de los centros para atender situaciones sanitarias.

Son, además, unas instrucciones que se contradicen y vulneran normas y reglamentos educativos aprobados en el Principado de Asturias: Decreto de Currículo, Resolución de 6 de agosto de 2001 de funcionamiento de los centros educativos, en diversos apartados, realización de la PGA del centro y del Proyecto Educativo del mismo, funciones del Consejo Escolar del Centro…y que desde el Sector de Enseñanza de FeSP-UGT Asturias denunciamos por menoscabar las condiciones laborales del profesorado.

La Sra. Consejera ha demostrado que ignora las necesidades y equilibrios de nuestro sistema educativo y manipula a su antojo las competencias que tenemos cada uno, ya que por una parte existen unos órganos meramente consultivos, como son el Comité de Directores y el Consejo Escolar del Principado, y por otra las Organizaciones sindicales con capacidad y derecho a la negociación, que legítimamente representamos a los y las trabajadoras de la enseñanza y que estamos ahí gracias al proceso democrático de elecciones sindicales que esta Consejera parece despreciar con su inaceptable desidia y ninguneo.

Pues bien, en la última Mesa Sectorial de Negociación desde UGT adoptamos una posición constructiva y negociadora de buena fe para presentar numerosas reivindicaciones. Ninguna de ellas fue atendida; pero, más grave si cabe, es que tras cerrar con solo dos reuniones esta negociación tan importante, estén circulando, después de la última reunión con las direcciones de los centros, otras instrucciones diferentes que modifican profundamente las condiciones de trabajo del profesorado y que no fueron siquiera incluidas y presentadas a la Mesa Sectorial de Educación. Otra prueba más de vulneración de la negociación colectiva, desprecio a los legítimos representantes de los trabajadores y aviesa manipulación.

También ha causado con su desconocimiento e ignorancia malestar en los centros concertados provocando, ante esta crisis de salud pública, una inaceptable diferencia entre alumnado para posteriormente provocar aún más división y diferencias que perjudican a la escuela pública asturiana.

Cabe destacar la burla y el desprecio al que ha sometido a todo nuestro personal docente interino que ha sido tratado como si fueran personajes de una pésima obra de teatro titulada “Intereses economicistas”. Se nos ha vendido como mejora el adelanto de la convocatoria de interinos al mes de julio para posteriormente demostrar lo poco que le importan la vida laboral de los interinos, sus derechos como trabajadores y las necesidades de los centros. En el índice de esta inaceptable obra de teatro encontramos los siguientes capítulos:

  • Elevado número de plazas no convocadas cuya necesidad ya ha sido demandada por los centros.
  • Especialidades que han sido olvidadas o reducidas sin motivo alguno como son los maestros y maestras de Pedagogía Terapéutica y Audición y Lenguaje, el profesorado de Servicios a la Comunidad, los apoyos en Educación Infantil, o determinadas especialidades en las Escuelas de Arte  pese a contar con alumnado suficiente.
  • Los Conservatorios de Música son directamente fulminados dado que no se han convocado plazas para estos centros; empezarán su actividad académica sin profesorado ni organización posible.
  • Falta de personal docente para realizar los exámenes de septiembre.
  • Vulneración del derecho de elección según el orden del baremo de interinos, al no convocar ahora todas las plazas vacantes cuya necesidad ya conoce la Administración desde hace semanas.
  • Incompetencia en el empleo de una partida presupuestaria recibida del Estado que según ha informado asciende a 30 millones y que no se corresponde con la previsión de contratar a 400 nuevos docentes, debiendo ser, al menos, el doble de lo anunciado.
  • Intrusismo administrativo y desprecio de los contenidos de las asignaturas desde el momento que se impone a los maestros y maestras de nuestros colegios públicos la obligación de impartir docencia en todas sus habilitaciones, perjudicando gravemente a los interinos que componen las listas de las diferentes especialidades.

En definitiva, un escandaloso agravio hacia un colectivo que año a año ve como cada vez más se conculcan sus derechos laborales. Por todo ello, desde el Sector de Enseñanza de UGT Asturias, exigimos el adelanto de la segunda convocatoria de interinos a la primera semana de septiembre y la contratación de todo el personal interino necesario en todos los centros y sin despreciar la atención a la diversidad ni las enseñanzas no obligatorias como la Música o las Artes.

Es inadmisible que un gobierno que se tiene por progresista se mire en el espejo de la Comunidad Madrileña y sus gestores. Hay comparaciones que no deberían estar permitidas y actuaciones que no son aceptables en una Consejera de un gobierno socialista.

Nunca en toda la historia de la gestión educativa en esta Comunidad Autónoma, cumplidos ya 20 años de las transferencias y con diferentes consejeras y consejeros al frente, se han acumulado en tan poco tiempo tales dosis de inoperancia, desconocimiento y soberbia. Con el agravante de que esto ocurre en un momento crítico en el que la Educación, con mayúsculas, y el servicio público educativo precisaría que usted, Sra. Consejera, actuara de una manera totalmente diferente: con voluntad negociadora y escuchando a tiempo y con humildad a la comunidad educativa y a sus legítimos representantes.

Desde la UGT le hemos dado tiempo, le hemos pedido  negociación, le hemos escuchado sin que usted atendiera ninguna de nuestras propuestas y hemos sido comprensivos ante la extrema dificultad de la gestión educativa. Pero no olvidamos y denunciamos hoy que su inaceptable actitud viene desde el principio de su nombramiento, no sólo desde el mes de marzo con la crisis del COVID-19.

Ya está bien de tanto ninguneo, manipulación e inoperancia. La UGT no va a ser cómplice de los desbarajustes de esta Consejera. Su ineptitud para realizar su trabajo, la redundancia en el error cometido, la obstinación por saltarse las normas, la soberbia en la gestión de una crisis de salud pública que ha golpeado especialmente a la Educación es ya insostenible. ¡DIMITA, SRA. CONSEJERA!!