Comienza un nuevo curso y en Educación el Gobierno asturiano lo tiene todo por hacer

informaEs bien sabido que el Partido Popular aplicó a través del RD 14/2012 los mayores recortes de la historia en educación. No es menos cierto que  el Acuerdo del 9 de marzo derogó de facto ese Decreto y permite volver a la situación inicial antes de la crisis. Numerosas Comunidades ya han negociado o están negociando una serie de medidas, algunas devuelven los derechos perdidos, y otras introducen mejoras en las condiciones socio-laborales de los docentes que, con toda seguridad, van a repercutir favorablemente en la calidad de la enseñanza. En numerosas comunidades nadie tiene la menor duda de que hay que revertir los recortes e impulsar el diálogo. Y que esto hay que hacerlo con carácter de urgencia. Ha llegado el momento de empezar a discutir propuestas y de llegar a acuerdos.

¿Qué ocurre en Asturias? Pues nada. Las numerosas movilizaciones que UGT junto con otras Organizaciones Sindicales han realizado a lo largo del curso pasado no han servido, hasta la fecha, de nada.  El Gobierno asturiano no se ha movido ni un milímetro de su posición inicial.

Lo paradójico es que el señor Consejero de Educación del Principado de Asturias reconoce que nuestras reivindicaciones son justas y necesarias por el bien de la Educación. Pero nada se ha hecho, a pesar de que sus argumentos han ido cayendo uno a uno a medida que se han ido sucediendo los acontecimientos: el Acuerdo del 9 de marzo, la aprobación de los Presupuestos Generales del Estado e incluso una moción de censura que permitió un Gobierno Socialista Estatal.

Es un hecho irrefutable. No hay voluntad en el Gobierno de Asturias de revertir la situación. Ni siquiera se ha devuelto a los docentes lo que teníamos antes de la crisis. El Gobierno asturiano no ha hecho otra cosa que aplicar de manera inmediata los recortes que se acordaban por el Gobierno del PP desde Madrid, y resistirse todo lo que fuera necesario a restituir los derechos a medida que se iban devolviendo también desde Madrid. El Gobierno asturiano se ha comportado como una delegación del Gobierno de Rajoy. Ha hecho lo que le han ordenado y, en un intento de ser el más aventajado de la clase, en ocasiones, ha implementado las medidas con el carácter más restrictivo posible.

Tenemos conocimiento de que dentro del Gobierno asturiano hay distintas sensibilidades respecto a la Enseñanza Pública. También en la Federación Socialista Asturiana, partido que sustenta al Gobierno. Con toda seguridad tienen que ser estas sensibilidades las que ayuden a las Organizaciones Sindicales a forzar la negociación. La legislatura se agota y poco o nada hemos avanzado. Se han preferido los criterios economicistas impuestos por una Consejería de Hacienda y un Presidente con más pasado que futuro, a hacer política de izquierdas con la Educación.

La situación, a nuestro juicio, está clara: o se abre un proceso de negociación ya; exigimos, por tanto, la convocatoria inmediata de la Mesa Sectorial de Negociación, o los responsables de esta parálisis han de dimitir.

 

 

Acuerdo2018-2020

SÍGUENOS EN FACEBOOK

 

VIDEOS

 

 

 

 

   

 


 SÍGUENOS EN FACEBOOK

 

 

 VIDEOS

 

  Ofertas de empleo

 

 Guía de Servicios de FSP-UGT Asturias

 Conoce tus derechos

 

 


ÚLTIMOS TWEETS

 

 
 

IR ARRIBA