No por mucho madrugar el otoño amanece más temprano

la opinión de UGT Opinión de UGT sobre: las financiaciones postales, los ERES, los reajustes, y los Convenios …

En relación con algunas cuestiones que vienen siendo cíclicamente objeto de interpretación y rumorología, tales como la viabilidad financiera del operador postal público (Correos y Telégrafos), como la continuidad de la prestación del Servicio Postal Universal, como la existencia de un proyecto de ERE en la Sociedad Estatal, como la paralización de la negociación del Convenio y Acuerdo para el personal laboral y funcionario, así como otras cuestiones diversas, alentadas, también de vez en cuando, en función de causas estacionales de naturaleza electoral, creemos oportuno trasladar nuestra opinión:

UGT considera que los mecanismos establecidos en la Ley 43/2010 del Servicio Postal Universal, deben asentar la viabilidad financiera del Operador Público Correos. Dichos mecanismos (Fondo de Financiación del Servicio Postal Universal y los Presupuestos Generales del Estado) deben garantizar el cobro de la contraprestación anual por la prestación del Servicio Postal Universal al margen de los trámites previos existentes para su abono. Las Leyes están para cumplirse por lo que la cuestión es clara. Cúmplase la Ley.

Para hablar en rigor, con datos solventes y verificados al efecto, en los presupuestos generales del Estado para 2014 se consigna una cantidad de 518 Millones de Euros que corresponde a la liquidación de los años 2011, 2012 y 2013. Las cantidades de los años 2011 y 2012 están en fase de auditoría en la Comisión Nacional, la correspondiente a 2013 está pendiente de presentación. Por tanto –según los datos- en este momento no están en riesgo los compromisos de financiación del SPU a los que el Estado está obligado por Ley.

 Por otra parte, UGT lleva diciendo, desde que a principios de los años 90 se iniciaron actuaciones tendentes a modernizar y reformar Correos (para UGT reformar nunca ha sido igual que desmantelar) que es necesario desarrollar políticas de innovación en la actividad postal buscando su diversificación y la implementación de valores añadidos en los servicios que se prestan; con el fin de mejorar y satisfacer las nuevas demandas de los usuarios y de encontrar nuevas fuentes de autofinanciación que posibiliten la expansión y fortalecimiento de Correos sin tener que estar mirando de reojo cada año si el Estado cumple con mayor o menor diligencia las obligaciones contraídas con el operador del Servicio Postal Universal.

 

En este sentido, UGT reitera una reivindicación histórica de nuestro sindicato y de la mayoría de profesionales que conocen la casa, como lo es la necesidad de que se permita a Correos retomar la actividad bancaria y operar como Banca Postal Pública, tal y como lo vienen haciendo otros Correos europeos –Italia, Francia por ejemplo- al objeto de facilitar a toda la población, mediante la red de oficinas postales, un acceso a servicios financieros y de ahorro asequibles, favoreciendo el desarrollo económico del país, la cohesión social y contribuyendo a garantizar el futuro y reforzar la viabilidad presupuestaria de Correos.

 

En cuanto a algunos rumores sobre posibles ERES en Correos, conviene aclarar lo siguiente. Para que en cualquier empresa se ponga en marcha un ERE, previamente se tiene que comunicar a los sindicatos. UGT no ha recibido ninguna comunicación en este sentido, incluso en varias ocasiones se nos ha explicitado (no solo a UGT sino al resto de Sindicatos postales) por parte de los responsables de la empresa, que no existe plan o previsión alguna al respecto. Por ello consideramos que quién difunde tales noticias con tantas implicaciones debería mostrar en que datos objetivos y contrastados las apoyan.

Otra cuestión es que Correos transmita que ante la realidad de que la actividad postal sigue bajando por la crisis, es necesario --según la Dirección-- seguir realizando ajustes para adecuar el volumen de contratación eventual al descenso de actividad, complementándolo con restructuraciones funcionales (reajustes internos) en las plantillas de algunas unidades.

 

Sin embargo y admitiendo la potestad de Correos para autoorganizarse, este modelo de “ajuste natural” (como se le llama en la alta Dirección) y que, según la empresa, evita decisiones más traumáticas, tiene aspectos muy discutibles en la manera con la que se está gestionando. UGT no está de acuerdo con la forma en que se está llevando a cabo, ya que en muchas unidades los trabajadores sienten que se están haciendo las cosas con una incoherencia manifiesta, ya sea porque el recorte de contratación es excesivo en relación con el volumen de trabajo que mantiene la unidad (está pasando en Carterías, USES, CTA/Pabellones y Oficinas) y también por lo intolerable de que las nuevas cargas de trabajo derivadas de los reajustes, no se repartan entre todos los trabajadores, sino solo entre unos pocos que se sienten perjudicados y agraviados sin saber a ciencia cierta si lo que se pretende en algunos casos es un “reajuste” del trabajo o un “ajuste de cuentas”.

 

Estos hechos se vienen denunciando desde UGT y desde el resto de sindicatos de Correos. Denunciamos que en muchas ocasiones los reajustes se están imponiendo sin información ni negociación con los sindicatos y sin que exista un mecanismo al que recurrir cuando consideramos que los límites se han sobrepasado. Y este último aspecto es más ostensible en unas zonas que en otras, por lo que nos tememos que parte de la responsabilidad, también, está en algún ámbito regional, provincial o unidad, encargados de aplicar directamente el reajuste, al hacer su interpretación particular de cómo “ajustar”.

 

Sobre la situación en la que se encuentra la negociación de la nueva regulación interna del personal de Correos hemos de decir que UGT está preparada y dispuesta a afrontar la negociación desde el día en que –conjuntamente con otros tres sindicatos- denunciamos el Convenio y abrimos el proceso de una nueva negociación. Los sindicatos sabemos que este es un asunto en el que Correos debe negociar a su vez previamente con SEPI algunas de las pautas de negociación antes de iniciarse las discusiones con los sindicatos. Hay que tener presente también que existe un acuerdo de la Comisión Delegada del Gobierno para Asuntos Económicos que establece pautas para la negociación colectiva de las empresas públicas en el año 2014. Este Acuerdo fue aprobado el pasado 29 de mayo por el ministro de Hacienda y Administraciones Públicas, Cristóbal Montoro, la ministra de Empleo y Seguridad Social, Fátima Báñez, y el director de la Oficina Económica del Presidente, Álvaro Nadal, y parece que Correos –en su naturaleza de empresa pública- ha de cumplir obligatoriamente. En el marco de estas directrices de negociación deberá realizarse la negociación interna entre la Dirección de Correos y los Sindicatos. Por otra parte creemos procedente aclarar que UGT no ha participado en ninguna reunión informal o de cualquier otra naturaleza sobre el próximo Convenio Colectivo desde la primera y única reunión celebrada para abrir formalmente el proceso de negociación. Por ello --y al menos en lo que corresponde a UGT-- cualquier especulación al respecto no puede ser calificada de otra forma que de torticera, malintencionada y con fines que en principio se nos escapan y que desde luego entre ellos no está el de informar con rigor a los compañeros.

 

En UGT esperamos que en Otoño, salvados los citados trámites, se ponga en marcha un proceso que debería llevarnos a alcanzar un Convenio y Acuerdo, consensuados y adecuados a los innovadores planes que nos plantean los esperanzados dirigentes postales en sus alocuciones y campañas publicitarias, pero sobre todo, acordes con las expectativas legítimas de mejora de los trabajadores de Correos. Que al fin y al cabo serán los encargados de llevar a cabo y materializar los bienintencionados proyectos de futuro.

 

 

 

  SÍGUENOS EN FACEBOOK

 

 

 

 VIDEOS

 

 

  Ofertas de empleo

 

 

 acceso a nominas

 

 Guía de Servicios de FSP-UGT Asturias

 Conoce tus derechos

 

 


ÚLTIMOS TWEETS

 

 
 

IR ARRIBA