LA EVALUACIÓN HA DE SER “COLEGIADA Y FLEXIBLE” Y CON RECURSOS

1La Consejería de Educación ha instado a los centros para que la evaluación del alumnado sea “colegiada y flexible”. Les comenta que la pandemia ha generado un curso excepcional y que con esa excepcionalidad hay que evaluar al alumnado. El Equipo Docente debe valorar la situación de cada alumno en este contexto.

Resulta paradójico que la Consejería de Educación representada por la Directora General de Ordenación Académica, Evaluación y Equidad Educativa, Paula García, y el Director General de Enseñanzas Profesionales, Javier Cueli se reúna con los representantes de los centros educativos para trasladarles tal obviedad.

Que el Equipo Docente evalúe al alumnado de manera flexible y colegiada y valorando la situación del alumno en su contexto es algo que se hace con pandemia y sin ella. Se evalúa de manera colegiada porque si son los profesores quienes evalúan, deben ser los Equipos Docentes quienes tomen las decisiones al respecto sobre la promoción y/o titulación, y no hay mejor criterio para evitar la subjetividad y la discriminación que hacerlo de forma colegiada. La evaluación también es flexible pues cualquier Equipo Docente debe considerar, y considera en la práctica real, las características y situaciones particulares de cualquier alumno.

La evaluación de final de curso pasado fue excepcional en sí misma porque los centros educativos estuvieron cerrados el tercer trimestre. La pandemia nos sorprendió a todos. Los Gobiernos y sus administraciones tuvieron que enfrentarse a algo absolutamente inédito.

Lo que ocurre con el curso actual es otro tema. Después de nueve meses de pandemia no se ha conseguido una vuelta a las clases segura, presencial y negociada como desde el Sector de la Enseñanza de UGT venimos demandando. La Consejería de Educación ha renunciado a la presencialidad para todo el alumnado por motivos estrictamente económicos. No ha cumplido con su obligación y, como acostumbra, traslada a los Equipos Docentes la responsabilidad para que resuelvan los problemas derivados de la falta de recursos.  Ha desistido de lo que es su responsabilidad fundamental: garantizar el derecho a la educación 

Lo no aprendido el curso pasado además de la reformulación de las programaciones docentes y adaptaciones metodológicas importantes, hace más imprescindible que nunca el refuerzo de las plantillas. Las bajadas de ratio exigidas por el Sector de la Enseñanza de la UGT son una necesidad en tiempos de pandemia  para mantener la distancia social, pero también si se quiere recuperar lo no aprendido y aumentar la calidad de la enseñanza; menos alumnos en clase son alumnos mejor atendidos.

Por supuesto que la evaluación ha de ser colegiada, flexible y adaptada al contexto individual de los alumnos pero también CON LOS RECURSOS NECESARIOS.

 

 

Sector de Enseñanza

FeSP-UGT Asturias

 

 

 

 

 

 

 

 
 

 

 

Renta 2020, recuerda que tu cuota sindical desgrava

SÍGUENOS EN FACEBOOK

 Calendario laboral 2021 con fiestas locales

VIDEOS

COVID-19 información útil

 

 

Guía de Servicios de FSP-UGT Asturias

 

 SERdUGT

Tiempo Libre 2020

  

Acuerdo2018-2020

Ofertas empleo

 

  
 SÍGUENOS EN FACEBOOK

 

 

 

 

ÚLTIMOS TWEETS

 

 
 

IR ARRIBA